-10€ con el código HOLA10 en el primer pedido de +50€.              Financia tu compra en cómodos plazos.                  Envío gratuito en pedidos superiores a 50€
   -10€ con el código HOLA10 en el primer pedido de +50€.              Financia tu compra en cómodos plazos.                  Envío gratuito en pedidos superiores a 50€

Cuero cabelludo sano, la clave del buen pelo

¿Cabellos finos y sin vida? Puede que la causa resida en el cuero cabelludo. A veces lo descuidamos con tratamiento para el pelo inadecuados, altos niveles de estrés, nutrición pobre con mala asimilación de nutrientes o exposiciones repetidas a sustancias tóxicas, entre otros muchos despropósitos capilares (extensiones incluidas). Comprender qué necesita realmente el cabello y qué rituales o sustancias logran mantenerlo en su sitio, es esencial para perpetuar su belleza. Estos son los pasos elementales para recuperar su lozanía:

1º. Exfoliar. Lo hacemos en la piel del rostro, pero no estamos acostumbrados a hacerlo en el cuero cabelludo, sin embargo, este sencillo gesto puede reportar beneficios inmensos. Los cueros cabelludos del siglo XXI tienen un denominador común: la sensibilidad. Pica, se irrita o descama (síntomas de dermatitis seborreica), está demasiado seco o demasiado graso. Los responsables suelen ser altos niveles de estrés (el exceso de cortisol causa estragos en cada milímetro cuadrado de nuestro organismo), dieta inadecuada (el cabello es el chivato nº 1, si está fino y desvitalizado, el motivo está claro: no llegan suficientes nutrientes), sustancias tóxicas que se adhieren a su superficie causando mil trastornos.

Por ello, incluir este paso previo al lavado al menos dos veces en semana, es el primer paso para estar ‘bien de pelo’. Nos encanta el nuevo Revitalising Scalp Mask de la marca Omorovicza por su acción revitalizante y detoxificante gracias al poder remineralizante del lodo húngaro, absorbe eficazmente impurezas que se han quedado adheridas a la superficie; los cristales de mentol y alcanfor calman la irritación y aportan confort al instante; el ácido salicílico minimiza la descamación y desbloquea los folículos pilosos; el aceite de albaricoque activa la renovación celular, los de ciruela y almendra restauran los niveles de hidratación y la mezcla de aceites esenciales de lavanda, limón y menta, estimulan la circulación sanguínea y tienen una acción antiinflamatoria y antiséptica.

2º. Tratar. Los champús y acondicionadores no muy bien elegidos y mal enjuagados, tienden a asfixiar el cuero cabelludo. Si el proceso de envejecimiento ya ha hecho mella en el cabello y la miniaturización es visible (la reducción del diámetro del folículo piloso generalmente causado por una acción hormonal o el proceso de envejecimiento, que da como resultado un cabello menos denso y más delgado), lo más sensato es optar por tratamientos completos con activos fortificantes que optimicen la salud del cuero cabelludo.

Nuestro consejo es el trío de la marca Revitalash, aclamada por su serum de alargamiento de pestañas (Meghan Markle es fan) que aprovechando la eficacia de su ciencia, ha gestado un trío de tratamiento capilar sin parangón: Thickening Shampoo y Conditioner, y Volume Enhancing Foam, un completo ritual de champú y acondicionador fortalecedores específicos para cabellos finos que además optimizan la salud del cuero cabelludo y una espuma voluminizadora que mejora el grosor desde la raíz. Contienen corteza de sauce (de acción exfoliante), péptidos (controlan la acción de las hormonas responsables de la miniaturización del cabello y su posterior caída, especialmente en la zona del nacimiento del cabello), proteína de lino (ayuda a que no se rompa la fibra capilar), hoja de níspero (espesa), jojoba y extracto de raíz de ginseng (fortalecen) y corteza de sauce de acción exfoliante y revitalizante en general.

3º. Aportar nutrientes por dentro. El cabello está formado por proteínas (en mayor proporción queratina, entre un 80-90%), aminoácidos (especialmente glicina y cistina, precursores del colágeno), minerales y oligoelementos (como el zinc, esencial para una buena salud capilar), lípidos (ojo a los ácidos grasos esenciales) y pigmento. Si los nutrientes provenientes de la alimentación no son suficientes para insuflarle una buena dosis de alimento, ¿por qué no aportárselo en forma de suplementos? Es la única alternativa para compensar esa deficiencia nutricional tan habitual por la mala calidad de los alimentos, por problemas digestivos que dificultan la correcta asimilación de nutrientes o por costumbres dietéticas erráticas.

Total Skin & Body del Dr. Perricone es un complejo alimenticio muy bien estudiado que contiene los nutrientes esenciales no solo para mantener el buen aspecto de piel y cabello, sino la salud metabólica general. En cada sobre encontrará la dosis diaria de nutrientes repartidos en varias cápsulas: 2 caps. con un complejo de vitaminas y minerales esenciales además de antioxidantes para combatir el estrés oxidativo; 1 caps. con el complejo Derma (Biotina para la salud del cabello y Co-enzima Q10 para ralentizar el proceso de envejecimiento); y 1 caps. de Omega 3 procedente del aceite de salmón salvaje de Alaska, no olvidemos que es uno de los componentes de la fibra capilar. Otra buena opción es Omega 3 de Perricone MD, uno de los componentes esenciales de la fibra capilar responsable de su buena salud y brillo.

4º. Aportar nutrientes por fuera. El toque final de nutrición y ese plus de luminosidad lo ponen los aceites vegetales que alimentan la estructura de la fibra, la refuerzan y revelan todo su brillo, pero si esa mixtura oleosa además contiene partículas de auténtico oro coloidal, el resultado es superlativo. Uno de los más aclamados por la prensa especializada (no en vano ha sido merecedor del premio “Best Skin Glossing Oil” por la revista Harper’s Bazaar) es Gold Shimmer Oil de Omorovicza, un complejo de aceites de excelente calidad como el de germen de arroz (aporta los nutrientes esenciales), caléndula (calma y fortalece) o vitamina E (defensa antioxidante contra los radicales libres).

Conclusión: Para que el cabello crezca sano y fuerte, se necesita un suministro de sangre abundante que aporte nutrientes y oxígeno. Según la Medicina Tradicional China, un cabello débil y escaso es consecuencia de una deficiencia de sangre. Haz el pino si es necesario, el yoga nos puede ayudar en este sentido, realiza Sirsasana cada día (en el mundo del yoga, se dice que la mejor crema antiarrugas es la postura invertida) o gira la cabeza boca abajo en cualquier momento del día para aumentar aún más el flujo de sangre. El rostro y el cabello lo agradecerán. Hay teorías, incluso, que dicen que las mujeres son más longevas porque masajean su rostro y cuero cabelludo al aplicarse productos cosméticos, este inocente gesto activa puntos de acupuntura y canales energéticos que ponen en marcha la maquinaria terapéutica. No subestimes el poder de un buen masaje.

ESTOS SON LOS PRODUCTOS DE LOS QUE HABLAMOS

Ir arriba